11 sept. 2009

Guía de supervivencia: Vida en la calle II

Buenas cagarciontias a todos, esta semana vamos a continuar con nuestra guía sobre la vida a la intemperie. Últimamente se ven muchos programas de supervivencia donde sueltan a un tipo muy guay en una zona teóricamente inhabitable. Ya creas o no que estas cosas son ciertas (cosa que no me importa lo mas mínimo) ninguno de esos mindundis podría aguantar mas de una semana en la calle.

Hablamos anteriormente de los inicios en la vagabundería pero, ¿qué pasa una vez que ya estamos independizados de la sociedad?. Ya tenemos nuestra zona asignada y asumimos que es una zona mala para comenzar (los comienzos no suelen ser buenos). También tendremos nuestra maleta hecha. Ahora vamos a hablar del comportamiento ante las personas que pasan por tu casa. Como buen anfitrión que eres ya que es tu casa y ellos tus invitados tienes que trátalos como se merecen. Son tantas las situaciones que pueden tener cabida en tu casa que en un mero artículo no seriamos capaces de resumirlo, pero vamos a intentarlo.

Situación de acercamiento de individuo desconocido a tu residencia

1. Analizaremos su vestimenta, si va como nosotros haremos como si no le viésemos y dejaremos que haga lo que quiera bajo ciertas restricciones. Si va de otro modo pasaremos al punto 2.
2. Tenemos varias opciones, la primera es hacer como que hablamos con nosotros mismos. Una segunda sería hablar en un idioma inventado y a gritos, muy útil si se quiere espantar a gente cercana por agobios. Una tercera es la de lanzar objetos, que no sean dolorosos (los dolorosos son para profesionales de este sector) al suelo o a la gente. Los periódicos usados, peluches, ropas sucias. A nivel mas profesional se trabaja con gatos, biblias o mayales. Si nos aburre esto pasar al paso 3.
3. Nos acercaremos educádamente al señor/señora en cuestión y comenzaremos a hablar en castellano antiguo y de modo muy cordial, tratando de convencerles de algo, por ejemplo de que el apocalipsis está cerca. Si sabes algún idioma distinto al de la zona, háblalo también y si puedes entremézclalo con el de la zona, la diversión está asegurada. Ahora habrá varias opciones, pasa al punto 4 para verlas.
4. Pasa al 5 que este es feo y gordo
5. Si el viandante acelera su paso, siguele a su ritmo hasta que empiece a correr, tu debes de llevar o zapatillas o Callos® a si que sin problema. A ser posible grita, cada vez mas fuerte. Si eres lo suficiéntemente valiente, hazlo con tipos mazados, pandilleros, gangsta o agentes de la ley, con suerte pasarás una noche bajo techo. Si el objetivo se queda y se ríe de ti, muérdele, a ser posible arráncale un trozo de carne. Si la persona en cuestión te ignora, no hagas nada, solo cambia de objetivo.

Situaciones legislativas

Mas de una vez tendrás que vértelas con los fieles agentes de la ley y el orden, en estos casos tienes que ser respetuoso e intentar parecer un tipo sereno. Cuéntales cosas de tu vida, curiosidades a ser posible, el número de contenedores que has registrado hoy por ejemplo. Coméntales también tus inquietudes, por ejemplo lo de esas palomas y porqué te parece que traman algo. Con suerte trataran de calmarte una vez y te dejarán volver a tus quehaceres cotidianos. Aunque puedan parecer lo peor, son unos grandes aliados, si estás pasando una mala racha con la comida, desnúdate y grita, tendrás comida gratis y cama caliente durante un par de noches con suerte. Otra de las opciones es llevarte mal con ellos, pero esto solo será en el caso de que sepas que el gobierno planea algún tipo de control mental contigo. En este caso puedes huir, gritarles, tirarles las heces o lo que quieras, es la única pauta necesaria para poder tratarlos así, en el resto de casos trátalos bien.

Situaciones de defensa personal

A veces hay personas que quizás piensen que eres un ser indefenso de la sociedad y que pueden hacer contigo lo que les apetezca. Se equivocan. Los diletantes se reunen en grupos y si están solos construyen sus propias armas, con perchas y cosas oxidadas, algunos incluso saben mezclar compuestos para conseguir explosivos o líquidos inflamables. Hazte con tu arma y aprende a usarla, tienes tiempo y material, solo se original. Macgyver no solo era una cara bonita. También podemos tener animales guardianes, que aunque muertos de hambres, son capaces de incapacitar a un hombre.

Y recuerda en cualquier contacto con alguien ajeno a tu ámbito social, hazles creer que no tienes la cabeza bien amueblada, cuéntales anecdotas inventadas, planes de conquista, grítales, enseñales tus imagenes de santos, tus colecciones de fotos del Rey, grítales, inténtales convencer de estupideces y sobre todo grítales.

Y aquí acaba un pequeño resumen, en el próximo veremos el fundamento de como es un día en nuestra vida.

1 comentario:

Kunzahe dijo...

Epiquísimo II: el retorno

---------- CC -----------

Creative Commons License Esta cosica está bajo una licencia de Creative Commons.