8 oct. 2006

Marsupiales y primates

Ciruelas invernales, atomizadas
unas huellas oblongas, borradas.
Poliedro orangutanil, que fiero,
rechaza el bosqueril cocinero.
Salta el lemur incondescendientemente,
al oir esa larga palabra en su mente,
sus heces voladoras proyectan luces
que su morso culo rubicundo
con un mierdo en él
nos dan la sensación de mundo
sin parar en el olor que profiere
el jomles que en él perece

Un gran jardín de boñigas
se ve al fondo,
pero eres tu
mi pequeño mico
tras el cual
se esconde un grito
que nos haces recordar
que todo es ilusión
menos la mierda

---------- CC -----------

Creative Commons License Esta cosica está bajo una licencia de Creative Commons.