9 oct. 2008

Explota explotame explo, explota explota mi corazón

Después de asesinar a muchos en una maquina virtual y a la vez homosexual, nos toca anal-izar una nueva de esas novedades novedosas estupefantasticas. Mercenaries 2. Pandemic ya nos trajo una primera parte bastante jugable, aunque esta segunda parte, rompiendo el estereotipo de que las segundas siempre son una puta mierda, ha mejorado notablemente. Hay que poner en ristre a la gente que quiera juegos para pensar o para hacer estrategia, este simple y llanamente es un juego para matar, destruir, crear un apocalípsis lleno de sangre, miles de explosiones y muerte con sangre, por si no había quedado claro.

El juego nos mete en la piel de un mercenario el cual es engañado, y dejado en una Venezuela totalmente militarizada y dividida, trabajará para el mejor postor con tal de acabar con el tipo que le hizo esto, un maricón de corbata. Puedes elegir entre tres mercenarios aunque la historia no variará según el que cojas.

El juego, con una jugabilidad acojonante y unos limites enormes para tratarse de un juego de un solo jugador (nos deja hacerlo entre dos en cooperativo), es uno de esos juegos que aunque no den nada nuevo, nos dejan con un regusto a que no se ha gastado el dinero en vano. He dicho que no da nada nuevo, pero lo cierto es que el juego nos da la sensación constante de un estado de guerra, con combates entre la gente, y millones de balas perdidas. Los enemigos aunque faciles de matar, bastante inteligentes, usarán una estática si esta está a rango de tiro tuyo. Las misiones, que no son de la campaña principal (la cual si te pones se hace en muy poco tiempo), se hacen facilmente, sin necesidad de todo lo que te dice que necesitan, puedes ir con tu equipo de lanzamisiles y automática y hacerla sin problemas, incluso las mas difíciles. En cuanto a graficos y tecnología es puntera, y nos da la posibilidad de destrucción total, tal es, que incluso se pueden destruir edificios para que sus cascotes nos sirvan de cobertura, aunque prefiero usar el lanzamisiles para acabar con vehiculos o enemigos. Podemos usar vehiculos de todos tipos, aunque lamentablemente para gente como yo, se hecha de menos que se usen nombres concretos para las armas, coches o tanques.

Total, que jugar a esto es como irse de guerra sin salir de casa, aunque bastante irreal, es una gran manera de desfogarse. Para ponerse cachondo mientras explotan coches y casas, este juego nos da lo que necesita. Además si lo juegas en inglés, su doblaje es increible, con grandes profesionales, los cuales ya participaron en la primera parte. Se hace repetitivo, pero los personajes están muy trabajados y conseguidos.

¡Vivan los mercenarios vikingos, y chinas cachondas!

Nota sensual:

Jugabilidad: 9
Gráficos: 8,5
Historia: 8
Muñecos enemigos: 8
Sonido: 8

Datos técnicos

Desarrolladores: Pandemic Studio
Publicación: EA
Diseñador: Cameron Brown
Plataforma: PC, PS2, PS3, X-Box 360
Género: Acción en tercera persona
Modos: Un solo jugador, cooperativo, multijugador
Clasificación: +16

8 oct. 2008

Un monje con cuchillos

Bueno, después de tiempo sin poder probar juegos recientes por el hecho de no tener un ordenador en condiciones, no podía deciros lo bonito que es destrozar cabezas a bazokazos o cosas por el estilo. Por fin, puedo decir que estoy jugando a juegos y voy a ir comentandolos (ambos dos señores del abismo primigenio contemporáneo mediterráneo austro-hungaro hemos actualizado nuestros sendos PC's). Voy a empezar con un juego el cual había visto y que creo que se merece este comentario. Hablo del Assasin's Creed.

En él encarnas a un pizzero prostético, maricón y así un poco morenico, el cual y tras pocas explicaciones es conectado a una gran maquina de dar por culo (al menos si fuese yo al que le metiesen ahí me tocaría mucho los huevos). La cuestión es que no sabes nada y no vas a saber una mierda hasta que no te arreglen el cerebro a base de rebuscar en tu jodidamente y gorgorito ADN. Por así decirlo, te porculean virtualmente para sacarte cosas. Una vez entras en esa realidad virtual, te enseñan a un supuesto antepasado tuyo (asesino de punto en blanco) y puedes ver lo que hizo, desvelandote así la historia. Una historia de traición y asesinatos, digna del mismisimo Tony LeBlanc.

El guión del juego es bastante bueno, al menos en el sentido de la historia, aunque como ocurre en miles de juegos en tercera persona, parece ser que tú, como protagonista, eres un subnormal consumado. Un asesino sin personalidad. Los personajes están bastante conseguidos, para ser este tipo de historia mierdival y bastante tópica, no está mal. Hay que citar, que el sistema de combate, que lo hace fácil, es muy bueno. La interactividad con el entorno, hace que el juego te sumerja realmente dentro de las ciudades, y por este mismo motivo, hace que el juego tenga varios bugs (aunque para plataforma PC, los arreglan con parches). Los gráficos, aunque no muy burros, están bien ambientados. Como ultimamente en el mercado, el juego es repetitivo y las misiones se terminan siempre del mismo modo. Aunque tiene horas de juego, no dura demasiado y acaba cansando, al final te da tiempo para ver porno entre ciudad y ciudad. A parte de eso, poco mas que decir, a parte de que confundir a un tio con cuchillos y espadas por todo el hábito con un monje totalmente de blanco, es estupido por parte de todos los guardias.

Y la nota en cuestión:

Jugabilidad: 7,5
Graficos: 8
Historia: 8,5
Gilipollez de la IA: 7,5
Sonido: 8,5

Datos Técnicos

Desarrollador: Ubisoft Montreal
Distribuidor: Ubisoft
Productor: Jade Raymond
Motor: Havok
Género: acción y aventura
Modos de juego: Un solo jugador
Clasificación: +18
Plataforma: PC, X-Box 360, PS3

---------- CC -----------

Creative Commons License Esta cosica está bajo una licencia de Creative Commons.