18 sept. 2009

Plastilina para el cuerpo

Saludos cordiales pitotiesamente, hoy vuelvo a martirizaros y molestaros con otra de estas mierdas que tan poco agradan, aunque a mi me guste que no os guste. Hoy huele mal, creo que soy yo, que no me he duchado, pero aun con esas, huele mal.

Vengo a hablaros yogurines, de la plastilina. Bueno no exactamente. Y es que comer plastilina está bien, cosa que entenderéis al final del artículo. Posiblemente os siente mal la primera parte que os comáis pero es acostumbraros. Comprarosla industrial que es mas aceitosa.

Vengo a hablaros de la inteligencia. Lo primero que os digo para abrir boca es que no se come.

Bien, ¿que es la Inteligencia? os preguntaréis, pues no es mas que una invención. La Inteligencia la inventaron los Turcos hace muchos años como escusa para los errores que tenían. Por ejemplo, llegaba un turco así horondo y castizo con sus tres hijos medio tonticos y se quedaba mirando una de esas tiendas turcas de la época, con una ganga enorme "Compre su nuevo traje de submarinista". El hombre muy sorprendido lo compraba. Días despues se quedaba perplejo al descubrir que le habían engañado (todo el mundo sabe que los turcos en esa época no usaban trajes de submarinistas, estaban ya obsoletos). Total que como escusa decía "Es que el que me lo vendió era muy inteligente".

Pero entonces ¿como pensamos?, os diréis, pues muy fácil. Usamos un pequeño parásito que se va moviendo por todo el cuerpo durante nuestra vida. Este parásito no tiene nombre ya que es muy tímido y no nos lo ha dicho nunca, pero existe y está ahí. Le llamaremos "Inteligencia" para asociarlo, aunque lo mismo no le gusta el nombre. La cosa es que el parásito se alimenta de roña y a cambio nos da lo que nosotros conocemos como inteligencia. Según estudios (uno en concreto, hecho por mi el otro día mientras almorzaba) está compuesto por 36% Proteinas, 23% Amonio, 17% Perejil, 12% Mercurio, 12% Mithril y 2% Tungsteno. Es mamifero y se reproduce a traves de nuestro miembros reproductor (coño y polla respectivamente, no a la vez) y no tiene por que coincidir su sexo con el nuestro. Es por eso que existen la homosexualidad, no es ninguna enfermedad, es simplemente una confusión por parte del parásito.

Se ha estudiado tanto la Inteligencia que se me llena la boca de datos y no puedo escribirlos, pero es cierto que este mamífero con forma de llave inglesa lleva con nosotros desde que un día se presentó ante un mono y le dijo "Te parasito" a lo que contestó "Venga, vale". La única forma de desacerse de él es buscarlo por el cuerpo y extirparlo, pero es casi imposible ya que nunca está en el mismo sitio. Si consigues sacarlo lo único que conseguiras es que te convenza de que lo vuelvas a poner en su sitio.

Y el cerebro que es entonces, pues tan fácil respuesta tiene esta cuestión como, Casa de Vacaciones de la Inteligencia. Aquí es donde tiene su residencia de vacaciones (unas 6 milésimas de segundo de cada 7000) nuestro parásito.

Bueno y ¿qué tiene que ver entonces la plastilina con este parásito?. Pues nada.

Así pues es como funcionamos los humanos, tan simple y fácil de explicar como esto

Y con esto y un bizcocho, por el culo te la hinco.

Hacer caso a tu parásito, mal
Comer plastilina, bien

Chupar pilas, mejor

11 sept. 2009

Guía de supervivencia: Vida en la calle II

Buenas cagarciontias a todos, esta semana vamos a continuar con nuestra guía sobre la vida a la intemperie. Últimamente se ven muchos programas de supervivencia donde sueltan a un tipo muy guay en una zona teóricamente inhabitable. Ya creas o no que estas cosas son ciertas (cosa que no me importa lo mas mínimo) ninguno de esos mindundis podría aguantar mas de una semana en la calle.

Hablamos anteriormente de los inicios en la vagabundería pero, ¿qué pasa una vez que ya estamos independizados de la sociedad?. Ya tenemos nuestra zona asignada y asumimos que es una zona mala para comenzar (los comienzos no suelen ser buenos). También tendremos nuestra maleta hecha. Ahora vamos a hablar del comportamiento ante las personas que pasan por tu casa. Como buen anfitrión que eres ya que es tu casa y ellos tus invitados tienes que trátalos como se merecen. Son tantas las situaciones que pueden tener cabida en tu casa que en un mero artículo no seriamos capaces de resumirlo, pero vamos a intentarlo.

Situación de acercamiento de individuo desconocido a tu residencia

1. Analizaremos su vestimenta, si va como nosotros haremos como si no le viésemos y dejaremos que haga lo que quiera bajo ciertas restricciones. Si va de otro modo pasaremos al punto 2.
2. Tenemos varias opciones, la primera es hacer como que hablamos con nosotros mismos. Una segunda sería hablar en un idioma inventado y a gritos, muy útil si se quiere espantar a gente cercana por agobios. Una tercera es la de lanzar objetos, que no sean dolorosos (los dolorosos son para profesionales de este sector) al suelo o a la gente. Los periódicos usados, peluches, ropas sucias. A nivel mas profesional se trabaja con gatos, biblias o mayales. Si nos aburre esto pasar al paso 3.
3. Nos acercaremos educádamente al señor/señora en cuestión y comenzaremos a hablar en castellano antiguo y de modo muy cordial, tratando de convencerles de algo, por ejemplo de que el apocalipsis está cerca. Si sabes algún idioma distinto al de la zona, háblalo también y si puedes entremézclalo con el de la zona, la diversión está asegurada. Ahora habrá varias opciones, pasa al punto 4 para verlas.
4. Pasa al 5 que este es feo y gordo
5. Si el viandante acelera su paso, siguele a su ritmo hasta que empiece a correr, tu debes de llevar o zapatillas o Callos® a si que sin problema. A ser posible grita, cada vez mas fuerte. Si eres lo suficiéntemente valiente, hazlo con tipos mazados, pandilleros, gangsta o agentes de la ley, con suerte pasarás una noche bajo techo. Si el objetivo se queda y se ríe de ti, muérdele, a ser posible arráncale un trozo de carne. Si la persona en cuestión te ignora, no hagas nada, solo cambia de objetivo.

Situaciones legislativas

Mas de una vez tendrás que vértelas con los fieles agentes de la ley y el orden, en estos casos tienes que ser respetuoso e intentar parecer un tipo sereno. Cuéntales cosas de tu vida, curiosidades a ser posible, el número de contenedores que has registrado hoy por ejemplo. Coméntales también tus inquietudes, por ejemplo lo de esas palomas y porqué te parece que traman algo. Con suerte trataran de calmarte una vez y te dejarán volver a tus quehaceres cotidianos. Aunque puedan parecer lo peor, son unos grandes aliados, si estás pasando una mala racha con la comida, desnúdate y grita, tendrás comida gratis y cama caliente durante un par de noches con suerte. Otra de las opciones es llevarte mal con ellos, pero esto solo será en el caso de que sepas que el gobierno planea algún tipo de control mental contigo. En este caso puedes huir, gritarles, tirarles las heces o lo que quieras, es la única pauta necesaria para poder tratarlos así, en el resto de casos trátalos bien.

Situaciones de defensa personal

A veces hay personas que quizás piensen que eres un ser indefenso de la sociedad y que pueden hacer contigo lo que les apetezca. Se equivocan. Los diletantes se reunen en grupos y si están solos construyen sus propias armas, con perchas y cosas oxidadas, algunos incluso saben mezclar compuestos para conseguir explosivos o líquidos inflamables. Hazte con tu arma y aprende a usarla, tienes tiempo y material, solo se original. Macgyver no solo era una cara bonita. También podemos tener animales guardianes, que aunque muertos de hambres, son capaces de incapacitar a un hombre.

Y recuerda en cualquier contacto con alguien ajeno a tu ámbito social, hazles creer que no tienes la cabeza bien amueblada, cuéntales anecdotas inventadas, planes de conquista, grítales, enseñales tus imagenes de santos, tus colecciones de fotos del Rey, grítales, inténtales convencer de estupideces y sobre todo grítales.

Y aquí acaba un pequeño resumen, en el próximo veremos el fundamento de como es un día en nuestra vida.

5 sept. 2009

Guía de supervivencia: Vida en la calle I

Hoy voy a hablaros de algo que posiblemente todo el mundo debería de conocer. La vida en la calle. Ya sea por disfrute propio o por culpa de que la cría de topillos asesinos estropea tus campos, en algún momento de vuestras penosas y patéticas vidas os véis obligados a sobrevivir al amparo de las calles. Partiremos de la base de que no conoceis nada de esta especialidad científica.

Tendremos varias opciones principales una vez que nos veamos llevados a esta situación. La primera y fundamental es dar pena a algún conocido, ya sea familiar o amigo que pueda alojar durante un periodo largo (de aproximadamente 15 años) en su casa. Esta sería una solución bastante buena, pero no suele funcionar, la caridad es algo que ya no está bien vista. Una segunda opción será la de vivir en la calle. Y la última y tercera, cometer un delito lo suficientemente grave como para que la condena en una cárcel sea muy larga (por ejemplo, ponerse en calzoncillos y con una M4 delante del palacio de alguna embajada quemando la bandera del país en cuestión y denigrando su himno con algún tipo de canción inventada). La primera opción la vamos a descartar y quizás sea dejada para otra guía, la tercera es solo un modo de llamar la atención y no es para valientes. Comencemos pues, lo primero que tienes que hacer, es acudir al gremio de vagabundos, informate bien de donde se encuentra y habla con su presidente. Una vez te de las pautas de comportamiento y normas, le preguntas lugares que todavía no esten cogidos. Suponiendo que sea una ciudad grande, te tocará como buen novato que eres, una zona mal situada y lejos del metro o incomunicada, pero tranquilo poco a poco ascenderás, no desesperes.

Una vez conocido tu sitio, busca un medio de transporte para ir cargando tu equipaje ya que normalmente no estarás en un mismo banco (doble concepto aceptado) todos los días. Lo arquetípico es llevar un carro de la compra, pero te animamos a que seas original y busques un nuevo medio (varios patinetes unidos, una mula, un toro mecánico). Después de esto te toca buscar algo de ropa. Conforme vayas encontrandola, te la pones, mejor dejar espacio en tu equipaje para cosas mas importantes como chatarra, tus planes de conquista o gatos. En el caso de que haga mucho calor y tus capas de ropa sean un problema, quitatelas todas y ve desnudo mientras haga calor. Si la gente con dinero puede renovar vestuario ¿porqué tu no?.

Una vez tengas ropa, ya podrás ir haciendo colección de basura y trastos útiles (no sabes cuando tu colección de taperwares rotos y mohosos puede ser usada de fortín contra la lluvia). El tema de la alimentación no es tan procupante. Busca una tienda de alimentación cualquiera por tu zona y ve puntualmente un rato después de cerrar para buscar comida y otros enseres para el día siguiente. Si eres muy fino, usa guantes. El tema de donde dormir puede ser quizás lo que mas te tendrás que currar. Si hay cerca algún tipo de cementerio de coches o algo por el estilo, eres un afortunado, esos coches rotos tienen una comodidad enorme. Si no es el caso, tendrás que haberte creado una cama plegable (se original, caza un oso u otro animal salvaje y hazte una funda con él, si tienes miedo usa tus tappers) y que sea de rápido desplegue, en apenas 1 minuto como máximo tienes que poder hacerla y deshacerla. Podrás dormir en cualquier sitio con ella, yo optaría por algo morboso, delante del palacio de congresos por ejemplo.

Y para ir terminando decir que debes de crear tu propia arma casera, una pistola de pepinillos, un lanzallamas casero, tu propia katana forjada con tapperwares o cualquier cosa. Un mundo infinito se abre delante tuya, en ese contenedor.

---------- CC -----------

Creative Commons License Esta cosica está bajo una licencia de Creative Commons.