14 abr. 2008

Los gordofollos, Epílogo

La historia comienza una perfecta noche de verano en cierta terraza de cierto personaje. Una luz en el firmamento seguida de la caida de un gran montón de mierda desde el oscuro cielo auguraba una profecía. Los jovenes asustados corren en circulos golpeandose los unos contra los otros. Tras un momento de pausa despues de que alguien grite "QUE NO PANDA EL CÚNICO", los jovenes, visiblemente menos alterados observaron el pedazo de mierda que acababa de caer y se dieron cuenta de que no era mierda, si no... chocolate. Tras esto, descubrieron una nota entre este espeso chocolate mas parecido al cemento recién horneado.

La nota parecía contener un poema.

The grass man

Habia un hombre
un hombre que no podía más
estaba solo en su mundo, sin duda
Un gordo grasal.
Un cerdo armónico.
No quería llorar.
No tiene porque entristecerse, sin duda.
Un hombre gordo grasal.
No puede andar.
Ni vomitar
pero no se desánima, sin duda
un hombre gordo grasal.

Tras leerlo, un estado de Nirvana apareció en el rostro de los jovenes, apareciendo también una enorme papada eterea. El mundo estaba a punto de cambiar.

Contaba un viejo de gran bofio a su joven bofio-nieto. "Y así comienza la historia de los gordofollos" dijo el viejo mientras recolocaba su papada ya que por momentos se ahogaba.

Anal-red

Una vez más vuestro querido señor de la red aparece ante ustedes para demostrar la sarta de gilipolleces que puede llegar a escribir (con el culo). El otro día navegando por la amplia Internet, la cual está llena de porno, observé que le falta algo a este no-espacio. La carencia de la red es, la vergüenza. Nadie tiene de eso en Internete, la gente se desnuda por Internet mientras en la vida pública no se atreven ni a enseñar un tobillo (alguna gente es igual de pornaca en directo que en la red). Pero, ¿por qué ocurre esto?.

¿Por qué en Internet nos soltamos la melena?


Pues esto se debe a que cierta organización sin ánimo de lucro. Esta organización se hacen llamar, los Hijos de la Nueva Orden del Santo Varón de la Sinvergüenza. Esta gente, la cual trabaja de incógnito, se identifican claramente por su insistencia en que tienen algo extraño en el mismisimo ano y por ello no dejan de rascarselo. Usan tecnología sacada del mismisimo culo de una vaca hindú (por eso de que son sagradas) y por medio de un sofisticado proyecto, consiguieron implantar via sonda anal, en toda la humanidad un pequeño gnomo de jardín alojado en nuestro riñón. Este pequeño gnomo se coloca en la zona para fumadores del riñón y cuando tu te pones enfrente de una pantalla donde está el "mesenyer" o un chat o cualquier mierda de esas donde escrbires cosas para que otros lo lean (o usas wescam), este empieza a fumar, con la consecuencia de que te da cólico, y aunque parezca un chiste facil de que te "suelta", no es así, esto es solo una de los efectos secundarios. El humo (que no es de tabaco) hace el mismo efecto que el alcohol. Te desprende de tus inhibiciones y hace que en Internet todos seamos así.

Esta mini-entrada, va dedicada a los vergonzosos de la red, esas pocas personas que aun con un ordenador delante son capaces de sentir vergüenza, jodiendo visiblemente al gnomo de jardín y a la H.N.O.S.V.S. y para aquellos seres sin ano.

Referencias anales de la entrada: 7

3 abr. 2008

¡Dejad de repetiros, malditos!

No se donde lei que escribir chorradas te hace mucho mas fuerte (más o menos como David el Gnomo). Supongo que el sitio donde lo leí, caducó o quizás lo soñase, pero la cuestión es que tras plantearme el motivo de que las naranjas crecen mejor si les pones sangre de virgen, me he dicho: "Escribe, mamón".

Hoy y como ejemplo de retroceso cerebral de la humanidad, hablaré sobre los clichés (que no chicles). Un cliché, palabra que tanto amo y que a partir de ahora le llamaré "x", es algo que ya sea por cansar al vecino, o por costumbre se tiende a repetir y a usar, hasta el punto de aburrir incluso a las abuelas más sordas. Pero ese "algo" es muy general, ese "algo" puede ser cualquier cosa. Desde un "Efestiviwonder", hasta la comida de los domingos, los x están en nuestro mundo. Llamaremos pues a ese "algo", "y". Un y puede convertirse en x en cualquier momento, mientras nos tomamos un té, nos bañamos en leche de cabra o tres hurones nos masajean la zona puvica. Cuando esto ocurre y en alguna parte del mundo una madre mira indignada a su hijo y le pregunta el motivo de su sarpullido genital, y se convierte en x. Pero, ¿qué hace que y pase a ser un x?.

Motivos de que aparezca un x

Existen diversos motivos por los cuales puede crearse un x, uno de ellos, es la influencia de un hermafrodita (de cualquier raza), que a partir de ahora llamaremos "a". Cuando un a entra en contacto con y este muta. Aparece una ventanita de Güindous "¿Desea convertir y en un x?" y ya que solo te da la opción de aceptar, los procesos pertinentes se ejecutan en y para que comienze el proceso de x-miento. Denominamos a este parcial de x, "parcial de x". De esto sacamos que:

Yª= X/3
X=3Yª

Despues de esto, este y tiene ciertas probabilidades de pasar a ser un x. Ahora, ¿cual es la segunda causa del nacimiento de un x?

Segunda ley de Fornicación Agraria Perfida (FAP)

Cuando una mujer con alguna prenda visible de rojo, a la que llamaremos m, pasa a cierta distancia (d) de este y se genera una interferencia en dicho y, a la que llamamos comunmente, "olor a potorro". De estas cosas deducimos que:

DM/2piY=X/3
X=3DM/2piY

Estamos mucho mas cerca de resolver este galimatias pseudo-estúpido. Y está a punto de convertirse en un x en toda regla. Solo hace falta un ultimo paso, tan sencillo como añadirle perejil (P). Por tanto resolvemos:

Ley de Cliché Universal

3DM/2piY=3Yª

siendo a un hermafrodita y tendiendo a 1 ya que no necesita a nadie más:
DM/2piY=Y
Y=raiz cuadrada(DM/2pi)

añadimos el perejil:
Y=raiz cuadrada(DM/2pi)+P

O lo que es lo mismo, un cliché ocurrirá cuando un hermafrodita se fornique a si mismo mientras una mujer con una raiz cuadrada y con una prenda visible de rojo pasa cerca, mientras alguien aliña una comida.
Por tanto, llevad mucho ojo con usar perejil, podeis crear una de estas deformadas incoherencias humanas. Y tras ésto me despido una noche más sin haber dicho absolutamente nada.

Recordad amigos,
Rojo, mal.
Hermafroditas, bien.
Los clichés, mejor.

---------- CC -----------

Creative Commons License Esta cosica está bajo una licencia de Creative Commons.