22 abr. 2009

Retrogame: Vive por la espada, muere por la espada

Ni God of War ni hostias, el juego de acción más cafre de la historia es el "Die by the Sword". Este juego, aparecido en 1998, nos ofrece desmembramientos, polígonos y sangre pixelada a punta pala. La principal novedad era su control, podías controlar los movimientos de la espada con un joystick, el teclado numérico o el ratón, de forma que tu personaje metía tajos a diestra y siniestra siguiendo el movimiento de tu ratón, por ejemplo. Sin embargo, esto tenía dos inconvenientes: de vez en cuando hacías movimientos extraños que dislocarían el codo de cualquier vertebrado, y dominar los movimientos era chungo de cojones, de forma que acababas pasando del control con ratón o joystick y tirabas por el teclado numérico donde te dedicabas a pulsar el 4 y el 6 contínuamente para pegar de un lado a otro, que era más simple.

Otra característica importante eran los desmembramientos. Prácticamente podías cortar al enemigo (o podían cortarte a ti) por cualquier parte del cuerpo, amputando así brazos, piernas, cabezas... con el consiguiente ruido de mierda estampada contra el suelo. Además, tenia un sistema de físicas bastante bueno, que permitía que los ogros te mandaran a tomar por culo de un mazazo.

Teníamos dos modos de juego. El modo para un jugador, donde controlábamos a un barbudo con cota de malla y espada, al que un hechicero le levantaba la novia y salía en busca de venganza. Para ello recorrías una serie de mazmorras, catacumbas, abismos, estaciones de metro y demás lugares subterráneos, mientras despedazabas a una horda de ratas, cerdos y otras terribles criaturas, hasta que llegabas a la lucha final contra el hechicero mariquita en un foso de lava donde siempre caías y morías sin remedio. Una historia épica.
El modo multijugador nos permitía disputar combates a muerte en distintas arenas o fosos llenos de pinchos y lava, y podías elegir a cualquiera de los personajes que aparecían en la partida para un jugador. Merece la pena describir a los personajes jugables:

El Caballero - El personaje equilibrado que te cogías cuando querías jugar en serio. Era el mismo que en el modo historia, pero podías cambiar su skin por otros más malotes.

La Guerrera - La tipa a la que tenías que rescatar en el modo historia, aquí se ponía a repartir con los demás. Poca ropa y mucha carne. Funcionaba casi igual que el caballero.

Los Kobold - Pequeños seres humanoides con cabeza de rata que te salían en los primeros niveles y que en multijugador servían como carnaza. Explotan con facilidad y emiten un chillido muy agradable cuando mueren.

Los Orcos - El enemigo básico del juego. Son un cruce entre Mr. T y un jabalí. Se mueven como sacos de carne y son fáciles de mutilar. Los hay en dos versiones, el guerrero estándar y el chamán, que es igual pero con un tocado de jefe cherokee y lanzan bolas de fuego que tocan un rato las narices. Cuando mueren chillan como cerdos, literalmente, y también explotan si los golpeas con suficiente fuerza.

Los Enanos - Más bien eran pitufos, porque eran azules, aunque bigotudos y con muy mala leche. Compactos y aerodinámicos, perfectos para ser bateados por un ogro, aunque no explotan de una forma tan espectacular como un orco.

Los Ogros - Grises y grandes como el hulk original, con taparrabos y un bate de béisbol gigante. La mejor elección para hacer masacres en multijugador. Como enemigos eran los más difíciles, aunque, como recompensa por matarlos, te podías cebar mutilando su enorme cadáver.

El Bicho negro que parece una mantis - Un bicho feo y negro que saltaba mucho y que perdía las patas con facilidad.

Los Esqueletos - Versión ultra-anoréxica del caballero. Eran duros y aburridos, porque no sangraban. Cuando les pegabas gritaban como zorras cachondas.

El Golem de lava - Grandes y duros como piedras, pegaban muy fuerte pero eran lentos y era muy fácil darles en la cabeza.

Otros detalles del modo multijugador:
El minijuego del béisbol: No es realmente un modo de juego, si no más bien un juego "casero". Para 1 o 2 jugadores. Consiste en elegir un ogro, poner como enemigos infinitos kobolds, orcos o enanos (o una combinación de todos) y elegir un escenario que consiste en una reja metálica girando sobre un foso de púas. Los jugadores se colocan en una esquina y esperan a que los enemigos se acerquen. Gana el que consiga enviar al enemigo más lejos con una mayor explosión de sangre y miembros. Para hacerlo más complicado, se pueden elegir enemigos más duros como caballeros o golems, pero no es tan espectacular.
Otro minijuego interesante consiste en luchar en modo cooperativo, eligiendo kobolds en el mismo foso contra un ogro o un enemigo de proporciones similares. Horas de diversión garantizadas.

Datos Técnicos
Desarrolladora: Treyarch
Distribuidora: Interplay Entertainment
Salida: Febrero de 1998
Plataforma: Pecé.
Género: Hostias y gore.
Modos: Un jugador y multijugador offline y online de hasta 4 jugadores.







P.D: Esto no tiene nada que ver, pero oye, se llaman igual.

---------- CC -----------

Creative Commons License Esta cosica está bajo una licencia de Creative Commons.